Salud integral

salud integral
💞 Estar sano es más que no tener enfermedades físicas, es más que no padecer trastornos mentales, es poder disfrutar integralmente de lo maravilloso que es ESTAR VIVO. 💞


Cuando duele todo y no tenemos nada

Cuando hablamos de salud, muchas veces caemos en pensar solo en el plano físico de nuestro cuerpo, a veces incluimos el plano mental también, pero gozar de salud es mucho más que eso, es estar en equilibrio, vivir en armonía, en un profundo estado de agradecimiento y de amor universal.

En ocasiones vamos al médico y luego de un chequeo y análisis de por medio nos encontramos con el siguiente diagnóstico: ¡Usted señor está sano!

Esto se contrapone a malestares que atraviesan al sujeto, a un cuerpo que duele, a una mente que no cesa de pensar, a un corazón herido, a un vacío que nada puede colmar... Y como si todo fuera poco, tenemos a un prestigioso profesional que nos dice que no tenemos nada...

El problema surge cuando hacemos una lectura sesgada del cuadro del paciente, cuando los profesionales que nos atienden no trabajan interdisciplinarimante con otros especialistas, cuando creen que su formación es la única autorizada para evaluar el sufrimiento de una persona. 


Terapias complementarias


Las terapias complementarias vienen aportar su granito de arena para ayudar a que la persona se pueda sentir bien de una manera integral. 

Durante mucho tiempo, se las denominó terapias alternativas pero dicho concepto puede ser interpretado como que estas terapias son una opción distinta a las terapias convencionales. En realidad estas técnicas de sanación vienen a complementar el trabajo de la ciencia ortodoxa, aportando una mirada amplia del sujeto que permite tratar planos que no son contemplados por otras disciplinas.

Existen terapias relacionadas con la relajación, otras con la concentración, con el autoconocimiento, en general son naturales y trabajan sobre las coordenadas que el mismo cuerpo ya lleva escritas. No son invasivas, y permiten sanaciones en múltiples planos, no solo personales sino también a nivel, tribal-clan-familia, y como especie humana.

La Acupuntura, la Auriculoterapia, Reflexología y Masaje Sabai trabajan con nuestra energía a través de la estimulación de puntos reflejos. 

La Medicina Ayurveda, el Eneagrama como el Tarot Evolutivo te permiten conocer en profundidad tu personalidad.

La naturaleza, su magia y poder se hacen presentes en la Aromaterapia y en la Terapia Floral.

Si quieres sanar tus emociones puedes incursionar en las flores, en la Biodecodificación o en las Constelaciones Familiares.

También puedes descubrir las milagrosas Sanaciones Benedictinas que purifican tu cuerpo y alma al mismo tiempo, ofreciéndote una gran protección.

Si te gusta conectar con tus antepasados puedes probar con constelar, incursionar en las prácticas Chamánicas o abrir tus Registros Akashicos. 

Si disfrutas de actividades más corporales, el Yoga con sus posturas y técnicas de respiración y relajación son una excelente opción.

También puedes iniciarte en el mundo de la energía aprendiendo a depurar tus chakras a través del Reiki.

Si lo que buscas es conectar con tu ser interno, puedes comenzar a practicar la Meditación.


¿Cómo detectar cuál es la terapia complementaria más adecuada para nosotros?

No existe una técnica  o herramienta  perfecta, sino una terapia complementaria que se adapte más a tus necesidades, intereses o experiencias de vida. La herramienta que resuena más en ti, será la indicada. Descúbrelas, pruébalas y practica la que te permita vivir en plenitud. 

Y recuerda que la felicidad no es un estado, sino una elección que se basa en la aceptación de un mismo, en el amor propio y empático hacia los demás, en el agradecimiento infinito al cosmo por las bondades que nos regala cada día y en el pedir perdón a tiempo, este es el sendero para poder continuar con nuestro crecimiento y evolución espiritual.

Si estas leyendo este artículo es porque has decidió darte un tiempo para ti, para estar mejor, y ese es el primer paso para alcanzar la sanación de tu alma. Tu cuerpo, tus emociones y tus pensamientos se calmarán y todo podrá verse con mayor claridad. 

Siomara Gauna